GINÉS CIUDADREAL NÚÑEZ TÉCNICAS DE COOPERATIVO Investigación Grupal El

GINÉS CIUDADREAL NÚÑEZ TÉCNICAS DE COOPERATIVO Investigación Grupal El

DESCARGAR PDF

GINÉS CIUDAD-REAL NÚÑEZ TÉCNICAS DE COOPERATIVO
Investigación grupal
El método de especialización en la actividad más ampliamente
investigado y exitoso es el de la Investigación Grupal, una forma de
aprendizaje cooperativo que se remonta a la obra de John Dewey (1970);
pero que ha sido refinada e investigada más recientemente por Shlomo
Sharan, Yael Sharan y Rachel Hertz-Lazarowitz, en Israel.
Justificación
La Investigación Grupal tiene sus orígenes en escritos filosóficos,
éticos y psicológicos de los primeros años de este siglo. El primero
de los partidarios prominentes de esta orientación educativa fue John
Dewey, que consideraba que la cooperación en el aula era
imprescindible para poder enfrentar los complejos problemas de la vida
en democracia. El aula es una empresa cooperativa en la que docente y
alumnos construyen el proceso de aprendizaje sobre una planificación
común basada en sus respectivas experiencias, aptitudes y necesidades.
Los alumnos son participantes activos en todos los aspectos de la vida
escolar y toman decisiones que determinan los objetivos hacia los
cuales trabajan. El grupo proporciona el vehículo social adecuado para
este proceso. La planificación grupal es un método para asegurar un
máximo compromiso del alumno.
Este método de investigación cooperativa para el aprendizaje en el
aula se basa en la premisa de que, tanto en lo social como en lo
intelectual, el proceso de aprendizaje escolar incorpora los valores
que pregona. No se puede poner en práctica la Investigación Grupal en
un medio que no favorezca el diálogo interpersonal o que descuide la
dimensión social-afectiva del aprendizaje en el aula. La interacción
cooperativa y la comunicación entre compañeros se logran mejor en
grupos pequeños, en los que el intercambio entre pares y la
investigación cooperativa pueden sostenerse. El aspecto
social-afectivo del grupo, su intercambio intelectual y el significado
de la materia misma proporcionan las fuentes primarias de sentido para
los esfuerzos de los alumnos por aprender.
La adquisición de habilidades grupales. Para tener éxito en la puesta
en práctica de la Investigación Grupal, hay que realizar cierto
entrenamiento previo en las habilidades sociales y comunicativas. Esta
etapa se suele llamar preparación del terreno o construcción de
equipos. El docente y sus alumnos realizan una serie de actividades
académicas y no académicas que establecen normas de conducta
cooperativa para el aula.
Como lo sugiere su nombre, la Investigación Grupal es adecuada para
proyectos de estudio integrados que se ocupen de la adquisición, el
análisis y la síntesis de información para resolver un problema
multifacético. La actividad académica debe permitir aportes diversos
de los integrantes del grupo y no estar diseñada simplemente para
obtener respuestas a preguntas fácticas (quién, qué, cuándo, etc.) La
Investigación Grupal es ideal, por ejemplo, para enseñar sobre la
historia y la cultura de un país o sobre la biología del bosque
tropical; pero no es adecuada para enseñar a usar mapas o la tabla
periódica de los elementos. En general, el docente diseña un tema
global y luego los alumnos lo desglosan en subr5emas, que surgen de
sus propios conocimientos e intereses, así como del intercambio de
ideas con sus compañeros.
Para su investigación, los alumnos buscan la información en distintas
fuentes, tanto en el aula como fuera de ella. Esas fuentes (libros,
instituciones, personas) suelen ofrecer una gran diversidad de ideas,
opiniones, datos, soluciones y perspectivas sobre el problema en
estudio. Luego, los alumnos evalúan y sintetizan la información
aportada por cada integrante del grupo para realizar un producto
colectivo.
Planificación cooperativa. Un aspecto central de la Investigación
Grupal es la planificación cooperativa que hacen los alumnos. Los
integrantes del grupo planifican las diversas dimensiones y
necesidades de su proyecto. Juntos, deciden qué quieren investigar
para “resolver” el problema, qué recursos necesitan, quién hará cada
cosa y cómo presentará su proyecto terminado ante la clase.
Usualmente, la división del trabajo del grupo aumenta la
interdependencia positiva entre sus integrantes.
Las habilidades de planificación cooperativa deben introducirse
gradualmente en el aula y se las debe practicar en diversas
situaciones antes de que la clase emprenda un proyecto de
investigación en gran escala. Los docentes pueden realizar discusiones
con toda la clase o con grupos pequeños en las que surgan ideas para
llevar a cabo distintos aspectos de la actividad en el aula. Los
alumnos pueden planificar actividades de corto plazo (que sólo duren
una clase) o de largo plazo. Cualquier cosa puede ser adecuada para la
planificación cooperativa, desde ponerle nombre a una mascota del aula
hasta organizar un viaje de estudio o un grupo para el centro de
estudiantes.
El rol del docente. En una clase en la que se realiza un proyecto de
Investigación Grupal, el docente proporciona recursos y actúa como
facilitador. Circula entre los grupos, verifica que estén trabajando
bien y los ayuda con sus dificultades para la interacción grupal o en
el desempeño de actividades específicas relacionadas con el proyecto.
El papel del docente se aprende con el tiempo y con la práctica, al
igual que el de los alumnos. Primero y principal, el docente debe
actuar como modelo de las habilidades sociales y de comunicación que
espera de sus alumnos. En el curso del día hay muchas oportunidades en
las que puede asumir una variedad de roles de liderazgo; por ejemplo,
en las discusiones con toda la clase o con los grupos pequeños. En
esas discusiones debe actuar como modelo de diversas habilidades:
escuchar, parafrasear, reaccionar airadamente, estimular a la
participación, etc. Esas discusiones pueden servir para determinar los
objetivos de aprendizaje de corto plazo y los medios para alcanzarlos.
Sin duda, algunos temas del programa escolar pueden no ser aptos para
la Investigación Grupal. Además, los subtemas escogidos por los
alumnos para investigación no tienen por qué ser lo único que estudien
sobre un tema específico. La investigación del subtema elegido por el
alumno puede complementarse con enseñanza del docente de otros temas
que considere importantes. Luego, se puede ampliar la unidad mediante
enseñanza directa a toda la clase, enseñanza individualizada en
centros especiales o cualquier combinación de métodos. Estas
actividades pueden presentarse antes, durante o después de que la
clase realice su trabajo de Investigación Grupal. En una clase en la
que se está estudiando la Primera Guerra Mundial, por ejemplo, el
docente puede presentar explicaciones sobre la geografía y la historia
europeas antes de la guerra y, luego, empezar una unidad de
Investigación Grupal en la que los alumnos se centren en los temas que
más les interesan.
www.orientacionandujar.es