Activista Gallega Sometida A Acoso Policial Y Amenazada Con

Activista Gallega Sometida A Acoso Policial Y Amenazada Con

DESCARGAR PDF

Activista gallega sometida a acoso policial y amenazada con cárcel por
ayuda a las personas migrantes
La militante gallega Laura Bugalho, conocida por su implicación en las
más diversas iniciativas populares -de la lucha LGBT al sindicalismo,
pasando pola acción política o el auxilio la personas presas-,
enfrenta una pena de prisión aún indeterminada a causa de su apoyo a
las personas migrantes, muchas de las cuales estaban viviendo en
condiciones infra-humanas. La activista es acusada de un delito de
falsificación documental continuada.
 
Policías, mafias y asaltos en su vivienda
Laura Bugalho lleva desde 1993 realizando tareas de asistencia a las
personas migrantes. Solo en el año 2008, el Foro Galego de Imigración
calcula que la militante acompañó 620 personas migrantes ante el
Negociado de Extrangería de la Subdelegación del Gobierno de Coruña.
De ese contingente, Laura Bugalho fue denunciada por cuatro migrantes,
de los cuales tres se ratificaron finalmente en sus palabras. Estas
personas denunciaron a Bugalho por facilitarles documentación falsa
que, según los propios migrantes, ellos habrían empleado.
En Noviembre de 2008, Bugalho denuncia una mafia de robo y extorsión a
57 marroquíes. Sin embargo, en 21 de marzo de 2009, en el curso de una
acción de las Panteras Rosa Galiza en Compostela, Bugalho es
identificada y perseguida. 
Es desde ese momento que se comienza a hacer cada vez más persistente
el acoso policial a la activista, hasta el punto de su vivienda ser
asaltada en 19 de mayo de 2009. Laura denuncia este hecho a la Guardia
Civil, la cual tarda unas dos horas en llegar a su casa. El pretexto
con que los picoletos justificaron así retraso fue lo de haberse
perdido.
En 20 de mayo de 2009, Laura Bugalho realiza una llamada al presidente
de un equipo de fútbol gallego para exigirle la regularización de los
jugadores migrantes y el pago de tres meses de salario adeudados por
el club. El empresario asegura que va a hacerlo, pero la activista
queda con sospechas de su voz haber sido grabada, pues el teléfono
sonaba con un importante eco.
El día 21 de mayo de 2009, Bugalho es avisada por policías nacionales
de que la Policía Nacional de la Comisaría de Compostela están a
seguir sus pasos por haber denunciado una mafia vinculada a la venta
de tarjetas de residencia y a otra mafia vinculada al deporte. 
La militante les informa del asalto a su casa, y ellos no desmienten
las sospechas de la autoría que ella les traslada, quedando casi
confirmada la autoría policial. Los Policías de Coruña le informan que
vienen a por ella, que no tienen nada, Laura les dice que esto es toda
una .
Ni una semana después, en 26 de mayo, su oficina en la CIG es asaltada
por policías de Compostela que secuestran su ordenador. Laura estuvo
detenida por 48 horas, sufriendo malos tratos en los calabozo de la
Comisaría. El Comisario Jefe se dirige a ella con un "por fin te cogí,
Laura". Los policías hecen mofa de la lengua gallega y repiten
constantemente la palabra "Teixeiro" (nombre de Centro Penitenciario).
 
Irregularidades y malos tratos
==============================
 
Cuando Laura Bugalho pasa a disposición judicial, tres personas
migrantes acudem como testigos. Sin embargo, estas personas entran
esposados en las dependencias judiciales, aunque su actitud sea de
camaradería con los policías. Uno de los policías les indicaba a los
testigos "recordad lo que ayer acordamos, tenéis que denunciar a Laura
Bugalho". Esta cita se conoce merced a la presencia en la Sala de
Compañeros de Laura que se sorprenden tanto de la camaradería como del
desparpajo del Policía indicando lo que los testigos deben decir ante
el Juez.
Del ordenador de la militante fueron extraídos los datos de 15
personas migrantes, que fueron citadas sin orden judicial y amenazadas
con quedar sin papeles o recibir órdenes de expulsión. Tres de las
ocho que asistieron, no les fue permitido leer su propio testimonio y
les obligaron a firmarlo.
 
Operación Peregrino
En el caso de la Operación Peregrino, en la cual fue imputado El Omari
Messaoud -miembro de CITE-CCOO-, hay 57 personas migrantes originarias
de Marruecos que habrían sido estafadas y que recurrieron la Laura
Bugalho. Estas personas pagaron la cantidad de 10.000 euros -muchas
veces resultado de sus familias hayan sido hipotecadas- por lo visto
de entrada en el Estado español. Después, acostumbraban ser
abandonadas mínimo un mes en Andalucía, hasta que eran reclamadas para
trabajar en el sector metalúrgico gallego, acabando por cobrar 500
euros de salario, cuando el Convenio del Metal establece un mínimo de
1100 euros netos, valor que aparecía reflejado en sus nóminas y que
ellos tendrían que firmar para no sean, por palabras de los afectados,
"castigados".
En muchos casos, las condiciones en que estas personas vivían eran
verdaderamente inhumanas, llegando a pasar las noches junto las vacas
en la granja del empresario.
En la Operación Peregrino, hay cuatro empresarios gallegos y tres
personas marroquíes imputadas, una de ellas en paradero desconocido. 
Las personas magrebíes que acudían a la CIG a hablar con Laura Bugalho
manifestaban, por su parte, el temor a ser vistas por El Omari
Messaoud, pues las instalaciones del sindicato gallego están al lado
de las de CCOOl. El propio El Omari acudió a la CIG para amenazar la
activista. Casi la totalidad de las personas estafadas afirmaron
tienen miedo de ser expulsadoos si denunciaban a  la mafia.